Altamente expresivos, así son los vinos de Monte Ducay,
procedentes de uno de los parajes más singulares del campo de Cariñena.

Una amplia gama de vinos de la más alta calidad, fruto de unas uvas más pequeñas,
concentradas, intensas y aromáticas, que les confieren una fuerte personalidad.